lunes, 3 de octubre de 2011

CUANDO OIGO LA PALABRA CULTURA......

No se sabe con certeza quien fue el nazi que exclamo "Cuando oigo la palabra cultura, saco mi pistola", este honor se lo disputan Goebbels y Goering.También hay quien  se lo atribuye al General Mola y por su parte el General Millan Astray dijo cosas parecidas. Ahora la derecha extrema es mas refinada y dicen algo así como "cuando oigo la palabra cultura, no financio ni un euro". En nuestra reciente historia democrática, los diversos gobiernos, estatal, autonómicos y locales, habían apoyado, moderadamente eso sí, numerosas y variadas actividades culturales, recuperando las décadas de atraso en que nos sumió la dictadura. Y lo que es aun mas importante, acontecimientos de cine, teatro, música, danza, pintura, literatura, etc. ya no fueron patrimonio de la burguesía madrileña o barcelonesa.La cultura se expandió por toda España.Ahora parece que eso se va a acabar. Tras los recortes sociales, los ataques a los sindicatos, a la educacion y a la sanidad, ahora  le toca el turno a las actividades culturales, que han empezado a caer como un castillo de naipes.

Pero la cultura no es solo bienes inmateriales para la formación de las personas, para la identidad de los pueblos, para acercarnos a otros países y en definitiva para recrearnos y gozar en medio de un mundo tan crispado y violento. La cultura además es actividad económica en la que están implicados mucha gente, desde los creadores o realizadores, expositores, distribuidores, etc.tiene una evidente  capacidad de atraer turismo, por cierto mucho mas educado y cívico y con mayor capacidad adquisitiva o predisposición al consumo local que las hordas que solo buscan en España alcohol barato, chamuscarse la piel y hacer el gamberro sin limites.La cultura genera empleo en pueblos y ciudades a menudo sin mucha capacidad de actividades alternativas. Pero  nada de eso les importa a esta derecha extrema, que sin embargo no se corta un pelo en subvencionar de una u otra forma actividades de la Iglesia Católica o campañas de imagen electoral. Y para colmo, como hace Esperanza Aguirre, se quedan muy contentos por poner en apuros a  "los de la ceja". Es verdad que no toda la derecha es así, la hay ilustrada que apoya y disfruta con la cultura, aunque ya veremos quien prevalece si gana el PP, si los cerriles extremistas o los moderados, por ahora se esta imponiendo los cazurros. Y si estas retiradas o reducciones de apoyo a actividades culturales están ya generalizandose, imaginemonos lo que puede pasar después del 20 N. La cultura se quedara en las bazofias de las televisiones privadas y de algunas publicas. España dejara de ser un país con amplia vida cultural y aceptable difusión internacional de su producción cultural y volveremos a la España cañi de tambor y pandereta. Otra razón mas para evitar que ganen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada